Cómo facilitar la gestión del almacenamiento y la logística

Javier López, de OKI Europe, analiza cómo la tecnología puede desempeñar un papel fundamental en la eficiencia operativa, lo que contribuye a que las empresas de almacenamiento y logística prosperen ante la creciente demanda
El sector del almacenamiento y la logística ha experimentado un aumento de la demanda en los últimos años, debido principalmente al continuo auge del comercio electrónico y la comodidad de la entrega a domicilio. Este crecimiento se ha acelerado en 2020 por la pandemia, ya que las restricciones del confinamiento y los cierres temporales de las tiendas llevaron a un gran aumento de los consumidores que compran artículos online. 
 
Las inversiones en logística tan solo en Europa ascendieron a 38.640 millones de euros en 2020, lo que supone la cifra más alta registrada desde 20131. Y no se espera que el ritmo se detenga a corto plazo. Se calcula que el mercado europeo de la logística crecerá un increíble 71% de aquí a 20252 y esto tendrá un efecto en cadena en el sector del almacenamiento del continente, que se espera que añada 11,6 millones de metros cuadrados adicionales de espacio de almacenamiento ya en 20223.
 
Aunque todo esto sea muy positivo para los operadores de almacenamiento y logística, el aumento de la demanda puede plantear varios retos. Entre ellos se encuentran la gestión de los turnos, la salud y la seguridad, el correcto etiquetado de los productos y las estanterías, y la gestión de la documentación relevante. Todo ello tendrá que analizarse y planificarse con detenimiento para adaptarse al crecimiento. 

El poder de la impresión en el sector del almacenamiento y la logística

Ahora más que nunca, los operadores de almacenamiento y logística tratarán de mejorar la eficiencia operativa para hacer frente a un aumento de la demanda. El primer recurso para muchos consistirá en analizar los procesos, la tecnología y las operaciones existentes para identificar dónde se pueden realizar mejoras. Sin embargo, un aspecto que se suele pasar por alto es la impresión. 
 
Los documentos en diferentes formatos desempeñan un papel fundamental en las operaciones de almacenamiento y logística, aunque estos exigentes entornos suelen ser rigurosos, lo que significa que la vida útil de una impresora puede ser breve. No obstante, un dispositivo lo suficientemente resistente como para soportar estas condiciones puede ser una inversión muy valiosa que puede ayudar a los operadores a agilizar procesos y a reaccionar rápidamente ante cambios repentinos que son frecuentes en este vertiginoso sector.
 
Las organizaciones también necesitan tener acceso permanente a impresoras rápidas, resistentes y fiables que les ayuden en todo, desde el etiquetado de los envíos entrantes y salientes hasta la impresión de códigos de barras, albaranes, inventarios, turnos, recibos y señalización, y avisos esenciales de salud y seguridad bajo demanda. Anteriormente, las empresas invertían en diferentes impresoras para distintos usos o recurrían a mayoristas externos. Sin embargo, la tecnología ha avanzado tanto que ahora las empresas de almacenamiento y logística pueden producir todo lo que necesitan desde un único dispositivo compacto y versátil.   
 
Otro aspecto a tener en cuenta es el acceso. Las personas son el alma del sector del almacenamiento y la logística, lo que implica un gran movimiento de personas en los entornos de estas características. En este sector, la seguridad es fundamental, ya que se debe garantizar que solo las personas autorizadas tengan acceso a las impresoras y a los documentos confidenciales.
 
Por último, ante el aumento de la demanda, también hay que tener en cuenta la sostenibilidad. Se sabe que el sector de la logística y el almacenamiento contribuye en gran medida a las emisiones mundiales y, dado que los consumidores son cada vez más conscientes de su propio impacto medioambiental y basan sus decisiones de compra en la sostenibilidad, las empresas deben garantizar que las operaciones sigan siendo respetuosas con el medioambiente a medida que crezca la demanda.

El dispositivo que ofrece lo mejor

Los dispositivos como la galardonada C650 de OKI están diseñados específicamente para los sectores que buscan velocidad, fiabilidad y flexibilidad en su impresora, pero en los que el espacio suele ser limitado. La C650 de OKI, la impresora color A4 de alto rendimiento más pequeña del mundo, puede imprimir todos los documentos y materiales que los almacenes y las empresas de logística necesitan en sus instalaciones y bajo demanda. La C650, fabricada para tener una larga vida útil, utiliza piezas metálicas más duraderas que los dispositivos similares, que normalmente emplean plástico, por lo que los usuarios pueden esperar un tiempo de inactividad mínimo. Además, todo el mantenimiento rutinario se puede realizar desde la parte frontal del dispositivo cuando sea necesario.Los dispositivos como la galardonada C650 de OKI están diseñados específicamente para los sectores que buscan velocidad, fiabilidad y flexibilidad en su impresora, pero en los que el espacio suele ser limitado. La C650 de OKI, la impresora color A4 de alto rendimiento más pequeña del mundo, puede imprimir todos los documentos y materiales que los almacenes y las empresas de logística necesitan en sus instalaciones y bajo demanda. La C650, fabricada para tener una larga vida útil, utiliza piezas metálicas más duraderas que los dispositivos similares, que normalmente emplean plástico, por lo que los usuarios pueden esperar un tiempo de inactividad mínimo. Además, todo el mantenimiento rutinario se puede realizar desde la parte frontal del dispositivo cuando sea necesario.
En cuanto a la impresión de códigos de barras, la C650 admite 10 tipos de fuentes de códigos de barras con 26 variaciones y dos tipos de códigos de barras bidimensionales. La autenticación mediante tarjetas IC mejora la seguridad de la impresora, ya que solo pueden utilizarla usuarios verificados. Además, gracias a la función de impresión segura, todos los trabajos de impresión están cifrados y solo se pueden liberar con un PIN o una tarjeta IC. 
La C650 también está diseñada para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. Al imprimir los documentos y la señalización de forma interna, se reduce el desperdicio que suele producirse en los pedidos de impresión en grandes lotes a través de proveedores externos. Además, el uso de piezas metálicas en lugar de plástico hace que la C650 de OKI tenga una vida útil más larga y un menor impacto medioambiental. El innovador diseño de los cartuchos de tóner garantiza un gran ciclo de producción y el máximo aprovechamiento de todos los consumibles, lo que no solo implica que la C650 sigue imprimiendo, sino que también reduce la huella logística que suele aumentar cada vez que se piden consumibles de repuesto.  

El camino por delante

Conexión con OKI Europe

linkedin twitter youtube instagram

©1995-2021 Oki Europe Ltd.